martes, 14 de abril de 2015

AUDIENCIAS DE INCIDENTE DE REPARACION A VICTIMAS...CAMINO HACIA LA PAZ.

Nuestra misión es y será siempre, LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS, la protección a su dignidad y sus derechos a la verdad , la justicia y la reparacion.¡
Somos luchadores.¡
Somos defensores de derechos humanos.
Somos el polo...que defiende a un pueblo.


http://www.alaluzpublica.com/portada/cupula-del-bloque-tolima-en-audiencias-en-lerida


http://www.alaluzpublica.com/portada/cupula-del-bloque-tolima-en-audiencias-en-lerida

martes, 7 de abril de 2015

sábado, 14 de marzo de 2015

MARIO ALFARO JIMENEZ, VICTIMA DEL BLOQUE TOLIMA DE LAS A.U.C, .

El Capitán Mario Alfaro Jiménez,nació el 9 de octubre de 1943 en Armero, Tolima. Desapareció el 22 de mayo de 2002 en la vereda Guasimito, municipio de San Luis, Tolima, tenía al momento de su desaparición 58 años. Victimario: Bloque Tolima de las Autodefensas, alias El Teniente.
Mario Alfaro Jiménez salió de su casa ubicada en el barrio Cádiz de la ciudad de Ibagué, aproximadamente a las 09:00 am del día 22 de mayo de 2002, informando a su familia que debía salir y que estuvieran pendientes, se dedicaba, luego de haberse retirado del ejército nacional a actividades comerciales, era dueño de  de varias propiedades rurales, , amante de los caballos, los cultivos, los negocios….padre dedicado y un buen amigo conversador, quienes lo conocieron, le recuerdan como experto en poner apodos a sus amigos, fanático de las rancheras y exagerado en sus carcajadas, era un hombre trabajador, un hombre para quién su palabra, era prenda de garantía en los negocios. Hasta la fecha, jamás regresó.
La familia, emprende la búsqueda, una vez que se presenta la ausencia, se pone en conocimiento del Gaula Ejército de Ibagué, que toma las medidas pertinentes de interceptación de llamadas. Posteriormente, es capturado en Girardot, Cundinamarca, el sujeto Leonardo Figueroa, alias ‘Camilo’, integrante del Bloque Tolima de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, a quien la investigación arrojó como el presunto autor material del secuestro y posterior desaparición del capitán Alfaro. A esto se llegó luego de hacer el recorrido de la venta del celular que se encontraba a nombre de la víctima.
Por informaciones recibidas de un mayordomo de la región del Valle de San Juan, Tolima, se sabe que, efectivamente, los victimarios eran integrantes del Bloque Tolima de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, ya que este señor presenció, sin poder hacer nada al respecto, todos los vejámenes, torturas, muerte y posterior desaparición.
EL 12 de abril de 2006, ante la unidad de justicia y paz, en el registro de hechos atribuibles a los grupos armados organizados al márgen de la ley,  de la Fiscalía general de la nación, se radica la primera petición de investigación formal por la desaparición y secuestro de la víctima  Mario Alfaro Jiménez.
El 26 de octubre del 2006, ante FONDELIBERTAD, se certifica el cumplimiento de los requisitos legales, para declarar la presunción de desaparición y FONDELIBERTAD, certifica la inclusión en la base de datos sobre secuestro, extorsión y demás atentados contra la libertad personal
EL 28 de diciembre de 2007, la unidad de justicia y paz, notifica a la familia, que el caso fue asignado al despacho 2, de justicia y paz  Dr. Carlos A Gordillo Lombana, fiscal delegado ante el tribunal del distrito de justicia y paz. De acuerdo a declaraciones hechas al periódico El Nuevo Día, de fecha 20/06/2008, alias ‘El Teniente’, desde el patio 10 de la Cárcel de Picaleña, manifestó que el cuerpo del capitán Alfaro estaría ubicado en la vereda El Tabor, del municipio de San Luis, Tolima.
Esa información fue suministrada a la entonces Directora Seccional de Fiscalías del Tolima, Diana Bravo, quien manifestó que no era de su competencia y que este tipo de casos de Justicia y Paz eran competencia de la Unidad Nacional para la Justicia y Paz.
Diferentes oficios fueron enviados por su hijo, Mario Iván Alfaro Jiménez, a las distintas entidades del Estado, con el fin de buscar una pronta ubicación y exhumación del cadáver de su padre, sin que hasta la fecha se obtenga una respuesta acorde a la dignificación de la víctima.
Ante  Acción Social, mediante el oficio número 70757- radicado con el expediente 10076-2002, le indica a la familia, el listado de la documentación que debe aportar para la inclusión en el registro de víctimas del conflicto armado, 11 años después, el 22 de febrero de 2013, mediante la resolución número 2013-90646 FUDNG000056842, deciden, mediante un comité, que el caso, califica, para ser incluidos y reconocidos como víctimas.
En 21 de septiembre de 2006, ante el juzgado cuarto de famillia, cumpliendo el requisito legal, y mediante apoderado, la familia inicia el proceso por declaración de ausencia y presunción de muerte por desaparición, proceso que 8 años después, es negado el 16 de junio de 2014, pese a las evidencias presentadas por la familia.
Durante su desaparición y muerte presunta, la familia de la víctima continuó siendo objeto de amenazas, con mensajes violentos, intimidatorios y demás.No siendo atroz este hecho de secuestro, desaparición forzada y muerte presunta de su esposo y padre, en el año 2005, tres años después de su desaparición forzada, el Estado en cabeza del señor Juez Octavo Civil Municipal, mediante yerros procedimentales, arremete en contra de la familia Alfaro Jiménez, con pleno conocimiento de su desaparición forzada, y ordena medidas cautelares y posterior remate de su vivienda, de donde el 22 de mayo de 2002 saliera Mario Alfaro Jiménez a cumplir con una cita hecha por vía celular, y que a la postre, sería la cita con su muerte.
12  años años después, la vivienda de la familia, fue rematada con maniobras legales, con la premura de proteger el derechos de alimentos de una menor hija , no sin antes desconocer a cabalidad, el estado victimizante, del desaparecido y su familia.Los embargos no han cesado, la cédula de la víctima sigue vigente, y por ende, todas las actuaciones civiles, penales y demás en su contra., la familia, se ha dedicado a  defenderse del aparato judicial trabajando sin descanso, pagando costosos honorarios y embargos, luchando por recuperar sus tierras, su vivienda, la tenencia de su patrimonio.
En el año 2007, en declaración ante la unidad nacional para la justicia y paz, Daniel José Martínez Goyeneche, alias Daniel Boom, reconoce el crimen cometido sobre la humanidad del señor Mario Alfaro Jiménez así como las torturas, vejámenes y la manera cruel como fue, torturado hasta su muerte, siendo arrogado en un aljibe, de donde aún hoy, su familia no logra recuperar el cuerpo y cerrar el duelo.
Sobre los bienes de la familia, pesan infinidades de embargos, todos quieren las propiedades, de quien aún vive, pese a estar muerto, porque en este país, los muertos, ni aun después de muertos, tiene derecho al respeto mínimo a su memoria, los jueces, fiscales y los organismos encargados de velar por sus derechos, hacen oídos sordos a las peticiones de sus deudos, de sus víctimas y en una conspiración macabra, no se actúa, no se protege, no se da ejemplo.
La familia, aún espera, ser citada a la toma de muestras y posterior cotejo de ADN esperan que la fiscalía de justicia y paz, envíe copias de la declaración del hoy también procesado y occiso, alias daniel boom, y que cumpla la ley 1531 del 23 de mayo de 2012.
Y que por fin se haga justicia, si es que existe.

lunes, 9 de marzo de 2015

CREEMOS EN EL PROCESO DE PAZ.¡

Cuál será el futuro del acuerdo de paz?
Nubia Russi  víctima del conflicto armado del país y activista del Polo,  dijo que “la paz nos costará mucho de justicia y una vez reconocido el conflicto armado en Colombia interno podremos hablar entre combatientes , la restitución de la tierra será el punto cúspide de esos acuerdos de paz a fin que el modelo económico se establezca en la productividad agropecuaria, el hecho de ese conflicto nos va a permitir encontrar un norte cuyo eje principal es la desmovilización y el cese de las hostilidades”. 
Los invito  a leer, escuchar y compartir.
#yocreoenlapaz  http://www.ecosdelcombeima.com/politicas/audio-54750-golpes-de-opinion-analisis-de-los-avances-del-proceso-de-paz-de-colombia-panel